Inicio / Niños / Dentición en los bebés: Proceso y consejos

Dentición en los bebés: Proceso y consejos

denticion

La erupción de los dientes en los bebés no sigue una regla fija: También en este aspecto hay que señalar que cada niño es diferente. Algunos presentan su primer diente para el tercer o cuarto mes, y otros no lo hacen hasta el año. Esto no debe ser motivo de preocupación, sino el estado del niño en su conjunto.

La totalidad de los dientes temporales está formada por 20 piezas dentales, que están presentes, ocultos por la encía, desde la séptima semana de vida prenatal.

Lo habitual es que el primer diente aparezca hacia el sexo o el séptimo mes, y el último de esta dentición temporal, salga hacia los dos años y medio.

Los dos primeros que aparecen son los dos incisivos, llamados así porque su función es la de cortar. Un par de meses después aparecerán los cuatro incisivos superiores. Es decir, para el año, el niño tiene 6 dientes. Tras un período de reposo aparecen los otros dos incisivos inferiores, y los cuatro primeros premolares. Luego de una paisa más o menos larga brotan los colmillos, que suelen aparecer entre el año y medio y los dos años. Para finalizar, salen cuatro molares, que aparecen hacia los dos o dos años y medio de edad.

A partir de los seis años los dientes de leche se irán cayendo, siguiendo el mismo orden de aparición. La dentición permanente, con un total de 32 piezas dentarias, reemplazará y completará la dentición de lche. Detrás de los molares temporales brotarán cuatro molares nuevos. Más tarde, los olares de los 12 años, para finalizar con las muelas del juicio.

Consejos para la dentición

Como preludio a la aparición de la dentadura de leche, hacia el tercer o cuatro mes, el lactante puede empezar a babear y querer morder. Es bueno que muerda. Lo mejor es que le des un objeto especialmente pensado para este fin: Muñeco de goma, aros de goma, llaves de plástco blanco… Siempre vigilando que el objeto no tenga esquinas cortantes, que no se pueda romper ni tragar. A muchos niños les gusta morder tela. Si le uelen las encías puedes nvolver pedacitos de hielo en una toalla y dársela para que mordisquee.

Cuando las encías están doloridas, la succión, es decir, el chupar, bien sea el pecho o el biberón, puede resultarle molesto y el niño suele perder el apetito. No insistas si no quiere comer. Muchas veces, cuando rechazan el biberón aceptan bien un alimento sólido: Un trozo de pan, una galleta… No hay ningún inconveniente en que se lo des.

Recuerda que la dentición no da fiebre ni diarrea, motivo al que se achacan demasiadas veces. Ocurre que como la dentición dura mucho tiempo, no es raro que el niño padezca de otra enfemerdad durante ese periodo.

El dolor puede producirle inquietud nocturna, en cuyo caso puedes darle aspirina infantil para calmarlo.

Calificar!

También puedes ver

650_1200

Peso y talla del recién nacido

¿Cuánto debe pesar y medir un bebé al nacer? Vamos a explicar cuáles son los …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *